Si te dispones a comprar una mampara de bañera o ducha quizá te sorprenda la variedad de sistemas y precios que hay en el mercado, queremos ayudarte con este pequeño manual sobre las mamparas de baño.

Sistemas:
Principalmente hay 3 sistemas o tipos de mamparas:

Mampara corredera.

Correderas: Son mamparas de apertura horizontal con guías superiores e inferiores, dentro de este tipo de mamparas existen modelos de dos, tres y cuatro hojas, su funcionamiento es a través de unas ruedas que se deslizan a través de las guías, es idéntico en los tres modelos así que tu elección dependerá ante todo de la estética y el espacio de acceso.

Normalmente las de tres hojas se mueven las tres siendo muy práticas, las de cuatro hojas suelen ser dos fijas a los extremos y dos correderas centrales y las de dos hojas normalmente son de una corredera hoja fija y otra corredera. Decimos ”suele” porque no es una regla estricta y varía dependiendo del fabricante y/o modelo.


Mampara abatible.

Abatibles: Este tipo de sistema es como se define a las mamparas de puerta, hay poco que decir respecto a este tipo de modelo, aunque si que debes saber que se dividen en dos estilos de mecanismos.

  • Con bisagras, que son unas piezas pequeñas que actúan como soporte sostenedor de la puerta y de eje para la apertura.
  • Con perfil, que se colocan en los extremos de las hojas de arriba a abajo, son más seguras, permiten una mejor regulación para la estanqueidad y por lo tanto son más económicas.

 

Mampara plegable.

Plegables: Al igual que las mamparas correderas se deslizan por una guía superior y otra inferior, la diferencia de este sistema es que se pliegan como un acordeón normalmente hacia dentro de la bañera o ducha. Este sistema es muy recomendado para espacios pequeños o con poco acceso, pues deja abierto casi la totalidad de ancho.